Aspectos a tener en cuenta para fabricar un molde

fabricar un molde

Aspectos a tener en cuenta para fabricar un molde

Aspectos a tener en cuenta para fabricar un molde
5 (100%) 1 vote

¿Qué sabes acerca de la fabricación de moldes? Se trata de un proceso de fabricación de piezas que consiste en verter un material en estado líquido en un molde hueco con la forma de la pieza final que se desea obtener. ¿Quieres saber más sobre este proceso? Desde Talleres Altomar, como expertos en matricería y moldes, te contamos los pasos a seguir para fabricar un molde y algo todavía más importante: los aspectos a tener en cuenta durante el proceso.

Para hablar de fabricación de moldes, debemos hacer la distinción entre molde frío y molde caliente.

  • Moldes fríos: se fabrican con las mezclas de material líquido o bien semilíquido, que una vez vertido, se irá endureciendo, quedando sólido totalmente. Como ejemplos, podemos destacar los morteros, el yeso o las resinas.
  • Moldes calientes: son aquellos que se fabrican con materiales líquidos que se han derretido, como pueden ser los metales, los caramelos o las ceras.

Factores a controlar durante el proceso de fabricación de moldes

¿Conoces el proceso de fabricación de moldes? Independiente de que sean moldes fríos o calientes, estos serían los pasos a seguir para fabricar un molde:

  1. Diseño de la pieza.
  2. Fabricación del molde con su forma y material.
  3. Vertido del material en forma líquida y posterior endurecimiento.
  4. Extracción de la pieza.
  5. Limpieza de la pieza.
  6. Pulimentado de la pieza.

Estos son los pasos a seguir para la fabricación de un molde, pero no basta con llevarlos a cabo para tener éxito en el proceso. Todo taller de matricería deberá tomar en consideración algunos factores para que la pieza se forme de manera correcta. Para el correcto desarrollo del proceso será fundamental:

  • Supervisar la temperatura del material líquido a verter.
  • Supervisar la dilatación y contracción del material.
  • Supervisar la cantidad de piezas a fabricar.
  • Supervisar las dimensiones.
  • Supervisar el acabado.
  • Determinar el tratamiento que hay que aplicar una vez finalizada la fabricación.

Lo más esencial de estos puntos descritos es tener absolutamente controlado que el molde sea capaz de soportar el líquido hasta el momento en que éste se enfrié. Cuando se trabaja con líquidos fríos, los moldes podrán ser de yeso o plástico. Mientras que cuando hablamos de líquidos derretidos, hay que tomar en consideración que los moldes sean de metal o bien de arena de sílice.

Desde Talleres Altomar esperamos que hayas comprendido el proceso de fabricación de moldes y nos ponemos a tu entera disposición como expertos en este trabajo. Puedes ponerte en contacto con nosotros para solicitar más información sobre nuestros servicios de matricería y moldes.

No Comments

Post A Comment